La lactancia, una práctica poco respaldada en EEUU

La lactancia, una práctica poco respaldada en EEUU

Comentarios desactivados en La lactancia, una práctica poco respaldada en EEUU

Menos del 4% de los hospitales de EEUU respalda completamente la lactancia materna, según un informe realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por su siglas en inglés) y publicado durante la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra estos días en más de 170 países.

El documento revela que…

Menos del 4% de los hospitales de EEUU respalda completamente la lactancia materna, según un informe realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por su siglas en inglés) y publicado durante la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra estos días en más de 170 países.

El documento revela que «los hospitales de EEUU no están haciendo lo suficiente para animar a las madres a amamantar a sus recién nacidos», lo que eleva el riesgo de obesidad infantil, diabetes y otras condiciones, tal y como indica un estudio federal.

Sólo un tercio de los hospitales tiene políticas que permiten a los bebés permanecer en la sala con su madre las 24 horas del día, lo que aumenta las oportunidades de amamantamiento. Además, en casi el 80% de los hospitales, los bebés sanos que están siendo amamantados reciben fórmula aun cuando no hay necesidad médica para hacerlo, lo que dificulta la continuidad de la lactancia materna en el hogar.

El estudio también destaca que casi el 75% de los hospitales no brinda el respaldo adecuado para las madres una vez que reciben el alta, incluidas consultas de seguimiento y llamadas telefónicas.

Beneficios de la lactancia materna

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda alimentar a los bebés exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida y seguir amamantándolo durante, al menos, un año. Sin embargo, «actualmente, sólo el 15% de las madres da el pecho exclusivamente durante seis meses», explica el director de los CDC, Thomas Frieden, para quien «se está muy lejos de lo que necesitamos».

Frieden asegura que «el fracaso en la promoción de la lactancia materna cuesta al sistema de atención médica de EEUU 2.200 millones de dólares anuales».

«La leche de pecho es la nutrición perfecta para un bebé. Tiene anticuerpos muy importantes que se pasan al niño. El bebé no puede crear sus propios anticuerpos hasta que tiene unos seis meses de edad», detalla el experto.

Además, «la lactancia materna también ayuda a la salud de la madre, reduciendo su riesgo de cáncer de pecho y de ovario», concluye Frieden.

Semana Mundial de la Lactancia

Mientras los CDC exigen que los hospitales del país mejoren las ayudas a las madres para dar de mamar a sus hijos, las que lo hacen en público se encuentran con más de un detractor.

Aprovechando que hasta el día 7 de agosto se celebra en unos 170 países la Semana de la Lactancia, las autoridades médicas estadounidenses promueven un hábito de reconocidos beneficios para el bebé pero cuya práctica en público aún levanta una enorme polémica entre quienes lo defienden como un derecho y quienes lo ven como algo obsceno.

La Liga Internacional de la Leche, que reúne a madres pro lactancia de más de setenta países, reclama el amamantamiento como un «derecho constitucional» en EEUU y denuncia que en algunas ciudades o estados se «segregue» a las madres al establecer lugares determinados para que den de mamar a sus hijos.

Lo que se debería ver como algo natural, según sus defensores, resulta controvertido en ciertos estados y sectores sociales estadounidenses que, incluso, han tratado de legislar para castigar a las madres que den el pecho a sus hijos a la vista de los demás.

Intento de prohibición

En Forest Park, una localidad del estado de Georgia, hace unos meses el gobierno local intentó incluir en una ordenanza la prohibición de dar de mamar en público a niños mayores de dos años.

«La prohibición estaba integrada en una norma contra la pornografía que quería imponer el Ayuntamiento de Forest Park, pero un grupo de madres lactantes se organizó a través de Facebook para evitar que eso ocurriese», comenta Caro Hendrix, una de las líderes de la Coalición por la Lactancia de Georgia.

Decenas de madres se reunieron frente al Ayuntamiento para dar de mamar a sus hijos en grupo en protesta por la prohibición y lograron que la medida se desestimara.

Algo similar ocurrió cuando la primera dama, Michelle Obama, quiso celebrar el aniversario de su campaña contra la obesidad, ‘Let’s move!’ el pasado febrero reconociendo los efectos beneficiosos de la lactancia para los niños.

Algunas congresistas conservadoras, entre ellas la ex candidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin, utilizaron los argumentos de la esposa del presidente como arma política y la acusaron de inmiscuirse en la vida privada de las familias.

Pero mientras persisten las críticas entre algunos sectores, en otros se trata de animar a las mujeres a que alimenten a sus bebés de la manera más natural posible.

Desde: http://elmundo.feedsportal.com/c/32791/f/532856/s/1725fbbe/l/0L0Selmundo0Bes0Celmundosalud0C20A110C0A80C0A40Cmujer0C13124732910Bhtml/story01.htm

Back to Top