Areas de Estudio

Areas de Estudio

Comentarios desactivados en Areas de Estudio

Son dos las áreas de estudio principales en nuestro trabajo:

Pediatría Social

Cuando hablamos de pediatría social no nos estamos refiriendo a una especialidad médica más, a una subespecialidad pediátrica convencional, cuyos objetivos se centran en el estudio o en la investigación- y en sus posteriores aplicaciones prácticas- de un órgano, aparato o sistema. Los objetivos y el quehacer específico de la pediatría social no son otros que los concernientes a las relaciones de los niños sanos o enfermos, con otros individuos, con sus familiares y con el entorno en el que viven, junto con el papel que aquellos juegan en el medio ambiente y la sociedad, a través de su influencia en los mismos.

Todo lo que concierne al menor sano o enfermo en sus interrelaciones con otros individuos, con sus familias o con el medio físico y social en el que vive, crece y se desarrolla, junto con el papel que aquél juega a través de su influencia en el medio ambiente en la sociedad, constituye el objetivo y el quehacer específico de la pediatría social.

La pediatría social contempla el niño y al adolescente, en el complejo contexto del proceso dinámico salud-enfermedad (entendida la salud en su más amplia concepción socioecológica y positiva), en función de los grupos humanos donde aquéllos se integran y de los diversos medios a los que precisan adaptarse, posibilitando un mejor conocimiento de la ecología y de los medios prácticos que la sociedad debe propiciar para promocionar la salud de la población infantil y adolescente. En consecuencia, entre los objetivos de la pediatría social se encuentran la protección y la promoción de la salud de niños y adolescentes, sanos o enfermos, de forma individual o colectiva. Supone el «conjunto de tareas médicas que resultan de las relaciones existentes entre el niño y la sociedad», entendida ésta en su más amplio sentido, abarcando todas las estructuras sociales con las que el niño entra en contacto durante el transcurso de su vida y comprendiendo todas las circunstancias que una determinada sociedad señala.

Es también «el conjunto de actividades sanitarias y sociales que tienen por objeto proteger y desenvolver la personalidad humana, considerada a la vez como un valor económico con un valor espiritual». Debré afirmó en 1963 que «desde el mismo momento que una acción colectiva, local, nacional o internacional, relacionada con la infancia, se pone en marcha, la pediatría se convierte en pediatría social».

Deberá coexistir en los pediatras consagrados a la pediatría social la presencia de unos móviles emocionales, un espíritu y una actitud adecuados para tratar de beneficiar de la mejor manera posible al mayor número de niños y adolescentes con el aporte de los conocimientos y de los avances sociales, tecnológicos y científicos, vigentes en cada momento.

Puericultura:

El cuidado del niño tanto en su aspecto físico, psíquico y social durante los primeros años de su vida. Además, de dar a conocer y poner en práctica todas aquellas normas tendientes a evitar las enfermedades y a asegurar el perfecto desarrollo fisiológico de un niño forman parte de la puericultura y de nuestro trabajo.

Específicamente, abordamos el tema del desarrollo del niño, sus cuidados, las principales enfermedades a las cuales se enfrenta este y también los posibles y mejores tratamientos para las mismas, es decir, la intención es conocer con profundidad al niño sano, normal para así poder definir la enfermedad o cuando se está a sus puertas.  En orden a conseguir desviar la enfermedad de la vida de cualquier niño lo que hará es poner en práctica y dar a conocer todas aquellas estrategias y normas que justamente conduzcan a alejar la enfermedad, asegurar el óptimo desarrollo psicológico del niño y conseguir que este de al máximo valor, tanto sus capacidades como potencias.

Back to Top